La Hernia de disco o desplazamiento de disco es un padecimiento común y de fácil diagnóstico y ocurre cuando todo o parte de un disco de la columna es forzado a pasar a través de una parte debilitada del disco.

En su mayoría, la causa principal es el envejecimiento, pues con el tiempo los discos pierden flexibilidad y elasticidad y los ligamentos que se encuentran alrededor de éstos pueden volverse frágiles y rasgarse fácilmente.

Éstos son los síntomas principales de una hernia de disco

1. Dolor de cuello: usualmente estos dolores se extienden a los brazos, hombros y puede llegar a producir hormigueo en los brazos y manos.
2. Dolor de pierna (ciática): este tipo de dolor es un más intenso que cualquier dolor lumbar.
3. Dolor de glúteos
4. Pérdida del control de esfínteres: puede ocurrir que se pierda el control de orinar y defecar.



    Tratamiento


    Existen distintos tratamientos no invasivos para tratar este padecimiento, como:



    • Fisioterapia
    • Manipulación osteopática/quiropráctica (manipulación manual)
    • Terapia con calor o hielo
    • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
    • Esteroides orales (p. ej., prednisona o metilprednisolona)
    • Una inyección epidural (cortisona)

    Asimismo, se puede llegar a la intervención quirúrgica. Este procedimiento llamado: microdiscectomía, que tiene como objetivo aliviar la presión sobre la raíz nerviosa y proporcionar un mejor entorno de curación al nervio.

    Y por lo general, solo la porción pequeña del disco, que empuja contra la raíz del nervio, debe ser eliminada, y la mayor parte del disco intervertebral permanece intacta.